Larreta, a lo Napoléon: derrotó con épica al kirchnerismo y sepultó las aspiraciones de Macri

Publicado por on Sep 14th, 2021 y archivado en Opinión. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

La sede imperial de Uspallata es un mar de satisfacción, y es hoy lo que París fue a Napoleón. La cuestionada estrategia de Horacio Rodríguez Larreta de enrocar a María Eugenia Vidal y Diego Santilli, de un lado y otro de la General Paz, definió una victoria interna más que considerable y un triunfo épico contra el kirchnerismo.

Es cierto, el proceso se termina en noviembre y los estrategas del larretismo saben que quedan dos meses por delante y mucho trabajo por hacer. Pero se dio un gigantesco primer paso, que consistió en ganar la nominación presidencial para 2023, frente a la ambición del radicalismo y los recelos de los halcones del PRO.

Santilli, logró imponerse a Facundo Manes por más de 7 puntos porcentuales, lo que deja claro «quien manda» en el distrito, y a su vez consiguió un resultado importante en la Ciudad de Buenos Aires, que combinó todos los factores positivos posibles: ganó María Eugenia Vidal con un buen margen y Ricardo López Murphy superó el piso y estará en la lista conteniendo el voto liberal que podrían haber ido a Javier Milei.

Pero además, el resultado superó todas las expectativas, porque la maniobra no solo catapultó a Larreta a la candidatura, sino además, le dio enormes chances de ser el próximo presidente después de haber derrotado al kirchnerismo en su propia base de operaciones.

Larreta es hoy, el político con mejor diferencial de imagen del país (su positiva supera largamente a su negativa), el autor de la estrategia victoriosa en Provincia y el hombre clave de la política argentina de los próximos dos años.La estrategia del jefe de Gobierno porteño terminó dando sus frutosLa estrategia del jefe de Gobierno porteño terminó dando sus frutos

¿Macri ya fue?

Por otra parte, los larretistas dan por definitivamente sepultado a Mauricio Macri. «Hacé esta cuenta», dicen. «La bajamos a (Patricia) Bullrich y salió redondo en Ciudad. Lo corrimos a Jorge (Macri) en Provincia y le ganamos a Manes y al PJ» empieza analizando.

Y no se detiene: «Mauricio se tuvo que recluir en el interior. Viajó a Santa Fe a apoyar a (Federico) Angelini y perdió con (Carolina) Losada y le dio su apoyo a (Mario) Negri en Córdoba después de maltratar a (Luis) Juez, y perdió por 10 puntos, no le queda mucho más que correrse a un costado», explica con toda lógica uno de los hombres fuertes del jefe de Gobierno.

En lo que todos coinciden es en que hay que consolidar los números para noviembre, y de ser posible, ampliar el triunfo para encaminarse sin sobresaltos a 2023. Para eso, tiene algunos objetivos claros, uno de ellos es contener a Manes. El radical ganó todo el interior de la Provincia de Buenos Aires, por escándalo, y no es cuestión de enojar a nadie.

Otro objetivo es no espantar a los votantes de Ricardo López Murphy. La elección de Javier Milei en la Ciudad, puede ser un incentivo para que los votos del bulldog migren hacía el libertario si no son adecuadamente contenidos por Juntos.Los larretistas dan por definitivamente sepultado a Mauricio MacriLos larretistas dan por definitivamente sepultado a Mauricio Macri

Por otro lado, hay que salir a contener también a los ganadores de Santa Fe y Córdoba. Allí, bastará con culpar a Macri del apoyo oficial del partido a los que terminaron perdiendo. Larreta no se jugó mucho en esas provincias, se mantuvo expectante y distante, el que se la jugó fue Mauricio.

Los paladines de Uspallata se ilusionan además con el pase de factura interno del Frente de Todos. La actitud de Cristina en el acto de la derrota del oficialismo, ilusiona. «El peronismo va hacia la autodestrucción, el cruce de acusaciones ya empezó. Lo dejaron hablar solo a Alberto, ¿vos te das cuenta?, fue el único perdedor, Cristina lo miraba con desprecio, eso va a estallar».

No esta tan equivocada la fuente. Dicen que en la intimidad del bunker, cuando se analizaba quien le iba a hablar a la militancia incrédula y entristecida, Cristina dijo «que se haga cargo el señor», en relación al hombre de bigotes que gobierna la Argentina, al que se le adjudican todos los errores que condujeron a la derrota.

Relacionar las cosas con lo anecdótico es un reduccionismo, pero en la política esas cosas son habituales: «acá tenés la fiestita de Fabiola» dice un viejo dirigente muy cercano a la vicepresidenta. No le perdonan ese error a Alberto, tampoco el manejo posterior, «se transfirieron 5 puntos a la oposición con esa estupidez», dicen los K.

Lo cierto es que el larretismo piensa en aprovechar toda esa coyuntura. Es tiempo de suturas internas y lo van a intentar con esmero, para llegar a noviembre y ampliar la diferencia. Y después «Horacio es especialista en transcurrir, es bilardista, no va a cometer errores graves, tal vez tampoco aciertos espectaculares, pero si consolidamos esto en la general, solo basta navegar dos años en las aguas más pacíficas posibles para llegar a la Rosada», dicen por Uspallata, que desde anoche es más sede imperial que nunca.

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital