Neuquén logró un ahorro presupuestario superior a los 12.000 millones de pesos

Publicado por on Ago 9th, 2021 y archivado en LOCAL Y REGIONAL. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

La mayor parte de las provincias están recomponiendo en 2021 sus ingresos fiscales. Esto se debe, por un lado, a las transferencias -por Ley y discrecionales- que están percibiendo los Gobernadores de Nación y, por otra parte, por el rebote económico que se observó en esta primera parte del 2021.

Centrándonos en los datos de Neuquén, los argumentos sobre las causas de esta suba cambian. Existen tres vías de recursos bien definidas que constituyen más del 80% promedio de sus ingresos presupuestarios: los recursos propios, los que llegan de Nación y las regalías.

En el caso neuquino, los ingresos corrientes (que contemplan estas tres vías) crecieron en términos interanuales durante primer semestre del 2021 a una tasa del 63%. Las regalías lo hicieron al 72%, las transferencias de Nación al 70% y la recaudación propia al 62%.


Hay que remarcar que en el segundo trimestre del año pasado la economía estuvo virtualmente paralizada y esto terminó afectando los niveles de recursos logrados por la Provincia. Esto queda claramente reflejado en el déficit con el que cerró el presupuesto el primer semestre del año pasado de poco más de 4.200 millones de pesos. Independientemente de este dato los números de recaudación terminan siendo positivos en términos reales (neteados por inflación).

La significativa suba de la recaudación, sumado al ajuste en el gasto -producto en gran parte por el efecto inflacionario- determinaron en esta primera parte del año un ahorro corriente de más de 12.300 millones de pesos.

Los datos oficiales señalan que los recursos corrientes alcanzaron los 101.416 millones de pesos, reflejando un salto interanual del orden del 63%. Las erogaciones por su parte tocaron los 89.059 millones de pesos, creciendo a una tasa del 33% respecto del mismo período del año anterior.

Estos 30 puntos de diferencia -entre las tasas de crecimiento de los ingresos y el gasto- fueron clave para poder lograr el superávit mencionado.


Ajuste


Las mejoras observadas en los recursos en esta primera parte del año fueron las que les permitieron manejar la dinámica de la estructura de gastos de forma mucho más aliviada.

Hay que recordar que durante gran parte del 2020 el ajuste presupuestario recayó sobre dos partidas presupuestarias clave: salarios y obra pública. Con una economía cerrada por la pandemia -condicionando seriamente los recursos de las Provincias- y una estructura del gasto poco flexible a la baja, el trabajo lo terminó haciendo la inflación.

Este año, con una fuerte recuperación de los ingresos, la administración neuquina recompuso parcialmente el retraso salarial de sus empleados públicos, pero mantuvo planchada la partida de obra pública. Esto le permitió lograr el importante superávit en sus cuentas públicas.

Los datos suministrados por el ministerio de Economía de Neuquén dan cuenta de que la masa salarial en este primer semestre de 2021 alcanzó los 60.133 millones de pesos, cifra que representa una suba del 30% respecto del mismo período del 2020. Esto quiere decir que -en esta primera parte del año- los salarios se ubicaron 20 puntos porcentuales detrás de la inflación.


Indicadores


Todos los indicadores presupuestarios -que contemplan ingresos y gastos corrientes- terminaron fiscalmente positivos. Los más importantes de resaltar son los que se relacionan con la masa salarial, una partida determinante en el resultado fiscal. Analizando las estadísticas oficiales, el indicador salarios/ingresos corrientes es el más bajo de las últimas cinco temporadas.

Tal como se destaca en el gráfico adjunto, en el primer semestre del 2021 la administración de Omar Gutiérrez destinó a salarios 59 de los 100 pesos recaudados. La relación sigue siendo muy alta, pero se aleja de los críticos 74 pesos por cada 100 ingresados que se ejecutaron en el mismo período del año anterior.


Pero el ajuste sobre el gasto no estuvo solo en las partidas corrientes (salarios). El superávit presupuestario se mantuvo al computar el total de gastos e ingresos. El ahorro en este punto llegó a los 5.270 millones de pesos, un valor significativo si se tiene en cuenta que el resultado financiero del primer semestre de 2020 terminó con un déficit superior a los 9.000 millones de pesos.

La partida que se vio resentida en esta parte del presupuesto fue la obra pública (construcción). Durante los primeros seis meses del año, el Gobierno provincial orientó poco más de 2.010 millones de pesos. La cifra representa una caída interanual, en términos nominales, de más del 5% y más del 50% cuando se toma en términos reales neteado el dato por inflación. Relacionando esta partida con los ingresos, durante la primera parte de 2021 solo 1,9 pesos de cada 100 que ingresaron como recaudación tuvieron destino la obra pública. El año pasado, ese mismo indicador de los ubicaba en el 3,4%.  

Si bien es importante el cambio registrado el presupuesto neuquino en esta primera parte del año, hay que esperar como evoluciona el segundo semestre para tener la película completa del comportamiento fiscal de la Provincia.

Javier Lojo.

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital