La presencia patagónica en Cosquín

Publicado por on Ene 18th, 2017 y archivado en LOCAL Y REGIONAL. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

imagesEl artista barilochense Edgardo Lanfré reflexiona sobre el festival de folclore al que viajan cada año talentosos músicos y bailarines de Río Negro.

Como ya hace mas de 50 años, al finalizar enero se despierta la pasión folklórica en el valle de Punilla, a orillas del rio Cosquin: El festival nacional de folklore. Las famosas nueve lunas verán pasar a innumerables cantores, conjuntos y bailarines. Unos ya consagrados y otros cargados de ilusión. Para los folkloristas el paso por Cosquin es como asistir a un gran congreso de la música de la tierra.

Córdoba es el cruce de los cuatro puntos cardinales de la música nativa: El paisaje de la quebrada, salitrales, montes, selva, los ríos del litoral, la inmensidad de la pampa y la exuberancia de la Patagonia, todo cabe en el escenario Atahualpa Yupanqui.

Cosquin también es lo que se vive cuando el sol rejunta el trasnochado desvelo guitarrero por las mañanas y lo lleva a orillas del rio, a la plaza de los artesanos, en los escenarios callejeros, peñas o en los “patios”, donde está la “cocina” del festival. Allí, uno encuentra poesía, canciones y cantores que no llegan al escenario mayor, pero dotados de una calidad y variedad sorprendentes. Por las tardes, en las veredas, afuera de las casas, hospedajes o carpas, se los ve velando sus bombos y guitarras en un ritual casi religioso, como un guerrero que prepara sus armas para la batalla. La chacarera se cruza en el aire con una milonga o un chamame le suelta un sapukay a una chaya enharinada, perfumando de albahaca a una zamba carpera. Estos artistas esperan la “barita” que los roce y les de la gran oportunidad o simplemente están ahí movidos por la pasión, por el solo hecho de ser parte de eso. Uno se queda maravillado de estar en una esquina y escuchar la variedad de acentos que prodiga nuestra geografía y cada uno de ellos con su música como escarapela, identificándolo. En definitiva nuestro folklore nacional es la suma de expresiones regionales.

SOLO VOY RAPIDO, JUNTOS VAMOS LEJOS

La Patagonia está consiguiendo poco a poco más espacio en esa vidriera nacional. Gente que se le anima al pre cosquin, llegando desde las subsedes por el ansiado paso a la final y lograr el premio de estar una de las noches en el escenario mayor, hasta números especialmente contratados por la comisión nacional de folklore.

Los pioneros insoslayables, Berbel y Gimenez Agüero, hicieron pié, abrieron un surco y este año, por primera vez, habrá tres representantes de la música patagónica contratados especialmente por sus proyectos musicales: Ruben Patagonia (Martes 22), Fran Lanfré, presentando Tierra de canciones junto a Javi Camino y Seba Cayre (viernes 27) y los hermanos Coliqueo de Che Joven (sábado 28).

Ellos, junto a escritores, poetas y otra expresiones, dan en llamar FPP (frente patagónico popular) a aquella convicción de que juntos el camino es más fácil y lleva más lejos. Instalar la propuesta y luego, dentro de ella, los diferentes matices, los nombres propios. Los une la temática que abunda en la voz de la tierra, el rescate de la cultura originaria y el paisaje regional en toda su dimensión.

PROTAGONISTAS DE SU TIEMPO

“Nosotros necesitamos de ustedes”, “su canto es exótico”, “nos muestran todo un panorama para explorar”, son algunas de las opiniones que uno recoge de folkloristas de otras regiones del país.

Nos queda la no fácil tarea de seguir convenciendo a los propios, de la necesidad y la potencialidad de nuestra música. Queda tanto por investigar, rescatar y recopilar de nuestra cultura patagónica que hacen falta voluntades que se sumen.

Cosquin, desde la Comisión nacional de folklore, que repara en nuestros artistas y los contrata por su originalidad y representatividad, nos alienta y confirma el camino. Nos marca el rumbo.

Rio Negro estará presente en un espacio denominado “Postales de provincia”, contratado al festival. Algunos todavía se preguntan cómo se difundió y que criterio se utilizo para seleccionar a los representantes de nuestra delegación. Si hubo una difusión fue escasa, pues es llamativo que poco se enteraran. Habría que revisar a futuro los medios utilizados a tal fin, para que llegue a todos. A veces el estado no solo debe atender a quien se atreve a golpear su puerta para sumarse o buscar apoyo (lo que depende de tener el contacto o el teléfono requerido) sino salir a “recorrer el espinel”, a ver que está pasando por allí abajo, desde donde viene el fueguito que mejor calienta.

Choele Choel convoca desde hace casi 50 años a todos los músicos de Rio Negro, (una de las subsedes más antiguas del Festival de Cosquin). Este año fueron tres noches animadas por nuestros cantores y bailarines; por ahí sería bueno aunar esfuerzos y desde allí, armar una delegación representativa. Las autoridades están en todo su derecho de seleccionar con criterios propios pero, generar un proyecto que movilice a nuestros artistas a esmerarse por presentar proyectos daría representatividad a la mencionada delegación.
“No es necesario matar al abuelo para que viva el ñieto” decía don Ata y ese sería el camino, reposar en los que tienen experiencia y que ello sume. “Juntos vamos mas lejos”

Pasará este Cosquin 2017 y seguramente desde este espacio haremos una evaluación, pero este, sin dudas, no era uno más. Para los patagónicos será, sin dudas, un punto de partida. Que así sea.

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital