Intendentes lanzan operativos de «contención» en zonas calientes ante el fantasma de los saqueos

Publicado por on Dic 10th, 2016 y archivado en EL PAIS Y EL MUNDO. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

5786a583975a6_660_360La llegada de diciembre trae consigo la preocupación del Gobierno por apaciguar a tiempo posibles estallidos sociales, con el foco puesto en el conurbano bonaerense. Mientras que desde Nación alertaron sobre grupos que quieren “caos” y se convocan a través de redes sociales, en la Provincia le bajaron el tono a esa amenaza latente. Sin embargo, los intendentes exigen refuerzos de seguridad en sus distritos y llevan adelante “operativos de contención” para evitar saqueos o desmanes en sus territorios.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich alertó sobre grupos que se organizan a través de Facebook y comenzó un gran monitoreo en las redes. A raíz de eso, dirigentes de pymes manifestaron su preocupación y la falta de medios propios para defenderse. El titular de la cartera bonaerense, Cristian Ritondo, también se comprometió a «extremar las medidas para que todo el mundo esté tranquilo» durante las fiestas de fin de año. Pese a eso, aseguró que la situación está dominada.

Fuentes de la Rosada dijeron a este sitio que no hay “organizaciones sociales grandes ni representativas” detrás de las amenazas. Además, minimizaron la trascendencia del memo interno que mandó Bullrich para decir que los agentes no se tomen vacaciones en este mes. “Eso se hace siempre desde 2001, no es algo particular de este año”, dijeron. Desde la Provincia explicaron que la orden a los supermercadistas fue que “no entreguen nada” si llega a haber demandas de comida. Buscan, de ese modo, evitar que algún comerciante ceda y se propague una ola contagio.

En buena medida, la calma del Gobierno se explica por el arreglo político que cerró con las organizaciones sociales de mayor peso político a través de la ministra Carolina Stanley. “Al tener contenido al Movimiento Evita nos garantizamos la tranquilidad de fin de año”, resumen desde la Provincia a este sitio e insinúan que las denuncias que mencionó Bullrich a través de Facebook son hechas por personas aisladas.

Las medidas de los intendentes

Frente a esta bajada de línea de “tranquilidad”, los intendentes responden con un pedido concreto a Provincia y Nación: refuerzos en seguridad. Si bien repiten que la situación parece calma y no hay focos importantes de conflicto, celebran el desembarco de gendarmes en el conurbano que se llevó a cabo en las últimas semanas y que en algunos municipios se espera para los próximos días. Además, varios jefes comunales de la primera y tercera sección se ponen al frente de los operativos. Reparten bolsones de comida, mantienen reuniones con comerciantes para prevenir saqueos e incluso realizan pedidos de donaciones a grandes cadenas de supermercados que tienen presencia en sus municipios.

Además de Gendarmería, la Bonaerense y las fuerzas federales reforzarán su presencia en zonas de supermercados que fueron saqueados otros años. El Ejecutivo se concentra en marcar puntos “calientes” que estudia con especial atención. Uno de ellos es Moreno, tierra gobernada por el kirchnerista Walter Festa. Mientras que la Provincia describe una crisis económica y social compleja, desde el municipio buscan transmitir un mensaje de tranquilidad y cuentan que el intendente tiene diálogo constante –lo que implica incluso un grupo de WhatsApp- con comerciantes locales. Recuerdan también que este lunes llegarán los gendarmes que el gobierno “había sacado y vuelve a traer”. En Moreno, además, los supermercadistas y el municipio juntan bolsas de comida y pan dulce para repartir, un hábito que se da no sólo en las fiestas sino en distintas épocas del año.

Intendentes de la primera y tercera sección exigen refuerzos de seguridad, reparten bolsones de comida y se mantienen conversaciones fluidas con comerciantes para prevenir saqueos

La atención también está puesta en Florencio Varela. Unos días atrás, el intendente Julio Pereyra se reunió con las autoridades de la policía de la Provincia y Gendarmería para delinear las acciones de seguridad a desarrollar a fin de año. Alejandro Lucero, comandante principal de Gendarmería, está en los barrios reforzando prevención. En tanto, el comandante Iván Binnie coordina el trabajo tanto en Varela como en Quilmes y Berazategui.

Otro de los intendentes que encabeza su operativo es Mario Ishii. Desde el entorno del mandamás de José C. Paz saben que en el municipio hay muchos cartoneros que en Capital “ya no levantan lo mismo que antes, ni ropa ni comida”, por lo que el municipio los está asistiendo. En la estación local se les reparten bolsas de comida armadas 100 por ciento por la municipalidad -sin colaboración de la Provincia- aseguran, que contienen yerba, fideos, azúcar y aceite, entre otros alimentos. Aquellos bolsones costaban 600 pesos y el municipio las subsidiaba y vendía a 300. Ahora se las está regalando a raíz del “fin de año complejo”. Además, en el supermercado Coto de la estación ya hay gendarmes con vigilancia permanente.

Como Ishii, varios intendentes se sumaron al 0800 que puso Bullrich para denunciar grupos de Facebook que promuevan el saqueo. En José C. Paz se difunde en las redes y con folletos para que la gente llame y logren desarticularse focos de conflicto. “Se pusieron dos árboles de navidad grandes, con luz que nunca hubo, los vecinos necesitan levantar el ánimo”, confiesan desde el entorno del intendente.

La Matanza es uno de los municipios que todo gobierno mira con atención. Desde la oposición local admitieron que este año no se ven problemas concretos pero denunciaron la “inacción muy grande” de la intendenta Verónica Magario. El concejal massista Fernando Asencio afirmó: “No se reparte nada. Secretaría de desarrollo social muy parada. Vecinos preguntan por ese tema. Vienen al concejo deliberante a reclamar y pedirnos comida porque el municipio no da respuestas”.

En otros municipios como Ensenada, donde gobierna Mario Secco, explican que hay una fuerte inversión del municipio en Desarrollo Social para poder lograr que no falte comida en los hogares. “Este año se triplicó la inversión del municipio en alimentos”, dicen, además del bono que se comprometió a pagar, de 7.500 pesos. En Escobar, Ariel Sujarchuk firmó acuerdo con Nación y Provincia para que desde el lunes, 150 agentes de Prefectura Naval patrullen el municipio de manera permanente durante un año.

En municipios de zona norte mostraron mayor tranquilidad. En Pilar, Nicolás Ducoté mantuvo la última semana una reunión con Ritondo para coordinar la llegada de fuerzas la semana próxima. “No hay advertencias, seguimos ayudando a movimientos sociales y los comedores ufncionan con normalidad”, señalaron a este sitio y remarcaron: “Las zonas que preocupan son José C. Paz o Moreno, Pilar va a estar tranquilo”.

En San Fernando también se reparten bolsones y subió un 45 por ciento la demanda, confiaron. El intendente massista Luis Andreotti creó la secretaría de Seguridad y tienen 600 cámaras –una cada 250 personas-, lo que se suma a un importante trabajo de contención: policía municipal, bonaerense y gendarmes.“Estamos resguardados”, dicen desde el municipio, aunque reconocen que el factor que más le preocupa a los vecinos locales es el empleo y que no llegan a fin de mes.

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital