El “escándalo” de la herededa de L´Oreal que conmueve al mundo

Publicado por on Jun 20th, 2010 y archivado en Management. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

La multimillonaria y su hija enfrentadas, en una historia que combina acusaciones de estafa, despilfarro, grabaciones secretas y hasta un mayordomo espía.

El escándalo que envuelve a los dueños de la compañía más grande de cosméticos del mundo, la francesa L’Oreal, contiene todos los ingredientes de un buen guión de telenovela: acusaciones de estafa, grabaciones secretas, presuntas implicaciones de la hija de la heredera y hasta del presidente francés Nicolás Sarkozy.

Liliane Bettencourt, de 87 años, es la mayor accionista de L´Oreal y es dueña de la segunda mayor fortuna de Francia.
Según la revista Forbes, Bettencourt tiene unos u$s20.000 millones, lo que la coloca entre las diez mujeres más ricas del mundo.

Las grabaciones secretas realizadas por un mayordomo, que fueron filtradas a Mediapart, una página de Internet francesa, sugieren que la multimillonaria habría estado involucrada en un elaborado plan para esconder dinero en el extranjero, así como referencias a contribuciones a la campaña dos ministros franceses, incluido el actual ministro de trabajo, Eric Woerth, para «asegurarse de su amistad», tal como publica hoy el medio BBC Mundo.

Pascal Bonnefoy, ex mayordomo de Bettencourt, fue arrestado este jueves por cargos de «invasión de privacidad» al presuntamente grabar de forma oculta conversaciones entre la heredera de L’Oréal y su asesor financiero.

El empleado, que trabajó para la familia por 20 años, dijo que había actuado porque «no podía aguantar» al ver cómo la millonaria de 87 años de edad, «estaba siendo abusada por personas sin escrúpulos», según informó el diario británico The Daily Telegraph.

De acuerdo a la revista francesa Le Point, el mayordomo dijo «haber cumplido con su deber para con la familia».

Las grabaciones fueron enviadas a la única hija de Bettencourt, Françoise Bettencourt-Meyers, quien las entregó a la policía.

El papel de la hija
Françoise Bettencourt-Meyers había iniciado el año pasado una acción legal contra François-Marie Banier, un fotógrafo de sociedad de 54 años, acusado de fraude y de abusar de la «debilidad mental» de su madre.

El caso llegará a los tribunales dentro de dos semanas, donde Banier está acusado de recibir hasta u$s1.400 millones en efectivo, obras de arte y seguros de vida de parte de la dueña la firma de cosméticos.

Según la hija de Bettencourt, el fotógrafo Banier se aprovechó del frágil estado de su madre para obtener regalos.

Las acusaciones son negadas tanto por Banier como por Bettencourt, quien también ha desmentido las insinuaciones de su hija de no estar capacitada para encargarse de su propia vida, y menos de la fortuna familiar o la compañía.

Según Olivier Metzner, el abogado de Bettencourt-Meyers, las grabaciones confirman que «esta mujer está siendo controlada por quienes la rodean, sus asesores, y esa situación es insostenible», tal como publica BBC Mundo.

Metzner también ha rechazado algunas insinuaciones de que las grabaciones secretas fueron hechas a petición de la hija de millonaria para espiar las acciones de su madre.

Revelaciones
Las grabaciones incluyen conversaciones de los últimos 12 meses entre Bettencourt y su asesor financiero, Patrice de Maistre.

En una de las conversaciones se escucha a la que sería la voz de Maistre sugiriendo a la millonaria que entregue más de u$s8.000 a dos ministros porque «necesitamos amigos«. La esposa de uno de los ministros, trabaja en la oficina privada de Bettencourt.

Al final de la conversación Bettencourt pregunta: ¿Y Nicolás Sarkozy? A lo que el que sería su asesor responde: «Ya de él nos encargamos. Él está al tanto de todo».

La propia hija la acusa de despilfarro
En este convulsionado contexto que rodea a la heredera de uno de los mayores imperios del mundo, Liliane Bettencourt salió a defenderse en el día de hoy.

Lo hizo desde las páginas del diario «Le Monde», en respuesta a las acusaciones que su hija hace, desde viene haciendo desde hace meses, sobre el presunto despilfarro de su fortuna.

«Soy muy consciente de haber regalado una parte de mi fortuna», dice Bettencourt, de 87 años, en una entrevista concedida al vespertino francés, tras una semana en la que las acusaciones de su hija han provocado una demanda contra ésta por parte de la heredera.

«Tengo los medios para ser libre de mis actos», asegura la anciana después de que la Justicia recibiera grabaciones transmitidas por su hija, Françoise Bettencourt-Meyers, procedentes de escuchas de conversaciones privadas hechas por un antiguo empleado de la heredera.

«Todo lo que he regalado lo he hecho voluntariamente», asegura Liliane Bettencourt, a quien su hija critica por haber dado dinero y objetos valorados en cientos de millones de euros, razón por la cual intentó hace meses que la Justicia nombrara un tutor para la anciana.

La multimillonaria -hija de Eugene Schueller, reconoce en la entrevista que el fotógrafo y novelista François-Marie Banier le ha pedido dinero en ocasiones.

Precisamente Françoise Bettencourt considera que su madre ha dilapidado parte de su fortuna con Banier, de quien la heredera afirma: «es persuasivo, es un hombre vasto, tiene pasión por los objetos. Para rechazar, hay que tener fuerza, A menudo la he tenido», afirma la anciana preguntada por si le pidió dinero.

En la entrevista con «Le Monde», Liliane Bettencourt -que según el diario muestra estar en sus cabales «cuando las preguntas son generales»- no da detalles sobre las revelaciones que
en las grabaciones se hacen sobre presuntas inversiones en el extranjero no declaradas a las autoridades francesas.

Pero sí reconoce que en el pasado, junto con su difunto marido, el político André Bettencourt, participó con dinero en campañas políticas, actividad que luego ella continuó después de enviudar.

«A quién se lo doy, cuándo doy, son cosas que no quiero decir pero que se hacen cumpliendo las reglas», afirma la heredera.

En las grabaciones de cuyo contenido se han hecho eco en los últimos días varios medios de comunicación franceses se da a entender que el propio presidente de la República, NicolasSarkozy, le adelantaba a alguno de sus colaboradores decisiones de la Justicia en relación con las demandas interpuestas contra ella por su hija.

También se da cuenta de cómo un colaborador de Liliane Bettencourt le recomienda a ésta reunirse con Eric Woerth, el ministro de Trabajo y tesorero de la UMP (Unión por un Movimiento Popular, el partido de Sarkozy), «porque es muy simpático y además es él quien se ocupa de sus impuestos».

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital