Empleados de Felfort protestaron por despidos frente a la fábrica

Publicado por on Jun 16th, 2010 y archivado en Empresas. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

Denunciaron que la empresa de «Ricky Fort» define las cesantías y como reemplazos contrata a obreros eventuales mediante agencias laborales. «Mientras Fort ostenta su fortuna, nosotros trabajamos 12 horas para llegar a fin de mes y nos echan cuando esperamos la efectivización», advirtieron.

Los trabajadores de la fábrica de chocolates Felfort cortaron este martes por la mañana la calle Díaz Velez a la altura de Gascón, donde se encuentra la planta que es propiedad del mediático millonario Ricardo Fort, en reclamo de la reincorporación de 16 obreros que fueron despedidos en las últimas dos semanas.

«El motivo de la medida es que ya echaron a 16 personas. La mitad de la gente esta contratada, eventual y en negro, y cuando nos prometen efectivización nos despiden de un día para el otro», denunció un operario de la firma.

Los empleados de la alimenticia apuntaron contra Ricarod Fort, a quien lo acusan de «ostentar su fortuna, mientras nosotros acá trabajamos 12 horas para llegar a fin de mes».

«Nadie se acercó de la empresa a hablarnos, nos enteramos a último momento que estabamos despedidos, y nos enteramos que al mismo tiempo toman gente con agencias de contratación eventual«, denunciaron.

La medida fue acompañada por delegados de las fábricas Pepsico y Kraft, que este año participaron de cortes de ruta para exigir el aumento salarial del 35% que finalmente obtuvo en mayo el Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (STIA), liderado por Rodolfo Daer.

Los trabajadores de Felfort, además, criticaron al Gobierno por considerar que no tomó ninguna medida contra el «fraude laboral» y la «persecusión» que dicen sufrir dentro de la planta.

«La gente tiene miedo por perder su fuente de trabajo, los viven amenazando de que no hagan asamblea, de que no se junten y no hablen. Y Daer está avalando los acuerdos por atrás con la patronal», apuntaron desde la manifestación.

«Fraude laboral»
El conflicto, que había comenzado en marzo en el interior de la fábrica ubicada en el barrio porteño de Almagro, recrudeció el 7 de este mes cuando los operarios recibieron los telegramas de despido en sus domicilios.

Los afectados fueron dados de baja por la compañía tras estar por más de un año trabajando en calidad de «contratados eventuales» y registrados a través de agencias de colocación de empleo, una situación que se repite en varias alimenticias.

Felfort produce chocolates, caramelos, cereales, huevos de pascua, turrones, alimentos funcionales o dietéticos, los cuales conforman una amplia línea que cubre la necesidad de diversos mercados.

La firma fue fundada en 1912 por Felipe Fort, y actualmente es llevada adelante por la misma familia, con Marta Fort como presidente, Carlos Fort como vicepresidente y el excéntrico Ricardo Fort como vocal titular y responsable solidario.

Si bien Ricardo Fort es parte del directorio de la firma, los trabajadores sostienen que son contadas las veces que la actual estrella de «Bailando por un Sueño» aparece en la fábrica, siempre a bordo de su última adquisición, un Roll Royce Phantom Drophead Coupede 800.000 dólares.

Los contratos eventuales tienen como plazo máximo de duración seis meses, y en caso de exceder ese tiempo las empresas están obligadas por ley a incluir a los operarios en su planta permanente y reconocerle todos sus derechos.

La figura de contratos eventuales está autorizada por el Estado para los períodos de producción extraordinaria en las empresas, por lo que las alimenticias los utilizan para épocas previas a las pascuas o a las fiestas de fin de año.

La problemática está en que muchas firmas, en su mayoría de capitales extranjeros, infringen las normas manteniendo a los operarios en calidad de «eventuales» por más tiempo del que la ley se lo permite.

Gustavo Intrieri, abogado de los trabajadores, dijo a la agencia Noticias Argentinas que Felfort utiliza los «contratos eventuales» para su producción normal y ordinaria, por lo que «está ante un claro fraude laboral».

Según Intrieri, de los 500 operarios que día a día ingresan a la planta, 220 fueron contratados por medio de agencias de colocación de empleo y están bajo la figura de «eventuales», algunos hace más de un año.

La firma había firmado un acta de paz social a principios de junio con el STIA en el ministerio de Trabajo, por lo que estaba imposibilitada de concretar despidos y de cortar el diálogo por las mejoras salariales.

Los trabajadores consiguieron el plus de 300 pesos por única vez, por encima del aumento salarial del 35% que cerró el gremio, pero tras ello se vieron sorprendidos por los despidos.

En el mismo acta, la firma se había comprometido a efectivizar a al menos 60 contratadosque superaran la antigüedad de seis meses y a seguir negociando sobre los otros casos, pero los despidos provocaron que la tensión gane terreno en la planta.

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital