Una Cloaca a Cielo Abierto: Más que un Asunto Pendiente

Publicado por on May 31st, 2010 y archivado en Columnistas. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

Por Moira Arévalo Bustos.

El saneamiento ambiental , según de Diccionario Didáctico Ecológico es el “conjunto de acciones técnicas, disposiciones legales y medidas estratégicas planificadas tendientes a la prevención y mejoramiento de la calidad del medio ambiente”.

Una definición que para los gobiernos argentinos está escrita en un idioma indescifrable, pasando por los “mil días” de María Julia Alsogaray en 1993  hasta la intimación de la Corte Suprema al actual gobierno para que en los próximos tres días les sea enviado un informe completo de las medidas que se están llevando a cabo a fin de sanear la Cuenca Matanza Riachuelo.

El Matanza – Riachuelo tiene la longitud de un río (64 Km. desde La Boca hasta Cañuelas), la forma de un río y lleva el nombre de un río. Pero no huele como un río, ni tiene el aspecto de un río, y ni siquiera cumple con uno de los usos y costumbres más comunes en los ríos: tener peces. No es fuente de esparcimiento para los habitantes de su ribera, ni es navegable, y lo que es peor: no tiene agua; porque lo que inunda al riachuelo está muy lejos de adaptarse a la definición de “agua”.

El proceso de industrialización iniciado en el año 1800 conjuntamente con la permisividad clandestina de basurales y asentamientos, creció al mejor estilo «laisser fair» convirtiendo al Riachuelo en gruesas capas de petróleo y grasas que impiden la penetración de la luz y, por lo tanto, todo proceso de fotosíntesis.

El capitalismo salvaje por un lado, y la pobreza y el atraso por el otro lado, más las ausencias de criterio político, de estado de derecho, y de Estado, son los factores que causan la degradación del medio ambiente que entorna el Riachuelo, con sus nefastas consecuencias. El Riachuelo tiene concentraciones de mercurio, zinc, plomo y cromo superiores en 50 veces a los niveles máximos permitidos. La concentración de E.Coli es similar al de una cloaca. Estamos ante una cloaca a cielo abierto. Lo que funcionarios llaman “asunto pendiente” implica que haya enfermos con cáncer, alergias, enfermedades respiratorias, alergias e inclusive en las localidades cercanas a esta cuenca se ha incrementado la mortalidad infantil. Sí, las víctimas son siempre las mismas, los más indefensos. La pobreza y la mala salud son fenómenos interrelacionados. La esperanza de vida al nacer está cayendo debido a la exposición de su población a agentes físicos y químicos diversos. Favorecidas por descalabros ecológicos, emergen nuevas enfermedades transmisibles – el SIDA es la más conocida – y reemergen con creciente incidencia la tuberculosis, el cólera, el paludismo, el dengue, la fiebre amarilla y otras.

 Para bajar el nivel de contaminación del Riachuelo, antes que trabajar sobre sus «aguas» y su lecho, hay que hacerlo en su entorno, expandiendo la red cloacal (es común la existencia de conexiones clandestinas de aguas servidas o residuales de cualquier otra índole a conductos pluviales), extendiendo la red de agua potable, introduciendo el servicio de recolección de residuos domiciliarios en los asentamientos, eliminando los basurales, y obligando a las industrias a una producción limpia o a construir plantas para el tratamiento de sus residuos. Solo el 3 % de las industrias que contaminan tienen instalados procesos de depuración.

La lucha por el saneamiento y el dragado son batallas contra la corrupción, la burocracia, la incapacidad, la apatía y la mentira; es en definitiva una lucha emblemática contra la mediocridad. Negar la realidad sería tan absurdo como claudicar ante ella, no perder sensibilidad ni conciencia es cuestión de todos.

Confesión de la autora: Cuando parecía que mis musas ecologistas se habían tomado el día se cruzaron con la inspiración de MANUEL MARÍN, futuro productor y uno de los talentos que las aulas de este país albergan, a quien le agradezco la colaboración en esta nota. Hay futuro y brindo por ello: salud!

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital