El Colón se alista para festejar el Bicentenario

Publicado por on May 8th, 2010 y archivado en EL PAIS Y EL MUNDO. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

Buenos Aires>> Anoche se realizó la única función previa a la reinauguración del teatro el 24 de mayo por los 200 años de la Argentina. Infobae.com asistió al evento en el que se pusieron a prueba las reformas.

 

No fue la reinauguración, las propias condiciones edilicias lo demostraban. Las alfombras estaban cubiertas por un nylon, para que el 24 de mayo simulen ser pisadas por vez primera; y las butacas estaban repletas de polvillo, evidencia del trabajo realizado.

El evento se organizó para deleitar a todos aquellos que contribuyeron a la remodelación del edificio. La cita era a las 20 y la frase que se escuchaba por los pasillos, la siguiente: «Apurémonos que es el Colón, arranca puntual». Dicho pero no tan hecho. A las 20:11 sonaron las primeras notas y la gente empezó a entusiasmarse, pero el ingreso aún no estaba cerrado -a pesar que dentro la sala estaba casi repleta-, era sólo un tentempié.

A las 20:13 hizo su ingreso a escena el director Carlos Vieu, quien lideró las orquestas más importantes de la Argentina y estará al mando durante esta nueva temporada de Madame Butterfly y de un homenaje al Bicentenario en San Petersburgo. La Orquesta Estable del Teatro Colón, que desde el primer momento recibió a la gente sentada en su lugar, lo saludó de pie y el público, de todas las edades, se contagió. El escenario comenzaba así a completarse, aunque en la parte trasera unas cincuenta sillas vacías imponían cierto enigma.

El color predominante era el sobrio negro y la disposición de los instrumentos vista desde las alturas (la platea alta, bien alta) marcaba un casi perfecto semicírculo. El vértigo podía sentirse, eran muchos los metros distantes al suelo, pero la amplitud del campo visual ejercía una suerte de sensación que aliviaba. Cuando los instrumentos comenzaron a alardear sobre sus capacidades, después de más de tres años de ausencia sonora en ese escenario, la distancia facilitaba la comprensión de una coordinación absoluta; los más de cien brazos se movían al unísono.

La melodía elegida para deleitar a los asistentes fue la Sinfonía Nr9 en re menor, op. 125 «Coral» de Beethoven, que entre ciertos estruendos y momentos tranquilizadores logró que el auditorio sostenga la mirada. Las fotografías habían sido prohibidas minutos antes de iniciada la función, una lástima, pero los flashes de cámaras no profesionales no cesaban de titilar, es que la tentación era extrema.

No más de media hora después de iniciada la música instrumental, se desveló el misterio de las sillas e ingresó el Coro Estable del Teatro Colón: las mujeres vestidas de negro y los hombres, de blanco. Los ojos ahora sí estaban ocupados en su totalidad, arriba del escenario había más de cien artistas, incluidos la soprano Paula Almerares, la mezzosoprano Alejandra Malvino, el tenor Enrique Folger y el barítono Leonardo Estevez.

Luego de más de una hora de cuerdas, vientos y voces, la presentación se cerró con la interpretación conjunta de «Oda a la alegría» del alemán Friedrich Schiller, que podía seguirse tanto con los oídos como con la mirada, ya que una pequeña pantalla electrónica invitaba a leer la letra -por cierto, algo estilísticamente discordante para los ojos.

Puede que esta última elección haya sido más que bien pensada. Con la reinauguración del teatro quizá se intenta que no sólo sea la construcción la que cambie, sino la gente dispuesta a acercarse a él. La relación sociedad-teatro está un poco desgastada y se siente por los aires esa idea de que el Colón es «para unos pocos». Puede que ya sea tiempo de dejarse sorprender, más que nada las nuevas generaciones. Ayer pasó

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital