La crisis en Europa provocó fuertes bajas en todos los mercados

Publicado por on May 6th, 2010 y archivado en EL PAIS Y EL MUNDO. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

El Dow Jones de Industriales, que llegó a ceder más de 9%, y cerró con un rojo de 3,20 por ciento. Las acciones de Bank of America , 3M y Disney tocaron un piso de 11% de pérdidas. El Merval argentino acusó el impacto: -5,4%.

 

Los sectores financiero y de energía registraron los mayores descensos y los de equipamiento, industrial, de transportes y de servicios descendían también alrededor del 3%, entre otros.

“Por un momento tuvimos un Dow Jones casi mil puntos abajo. Estamos en un mercado que se está desangrando, aunque al cierre se estabilizó. Hubo un momento que fue terrible y el pánico se hizo presente”, expresó el contado Ariel Squeo.

Los mercados de Nueva York bajaron momentáneamente hasta un 9,17% en el Dow Jones de Industriales arrastrados por la creciente inquietud en torno a la crisis económica y financiera que vive Grecia.

Mientras las cadenas especializadas emitían imágenes en directo de los disturbios que se producían en las calles griegas, ese indicador bursátil llegó a perder 997,21 puntos y se situó en 9.869,62 enteros, aunque minutos después suavizó su descenso`para cerrar con una pérdida de 3,20%, o 347 enteros, hasta los 10.520 puntos.

Al mismo tiempo, el S&P 500 perdía hasta un 8,58%, para rozar los 1.065,79 puntos, y el índice compuesto del mercado Nasdaq descendió hasta un 9,01%, para tocar las 2.185,75 unidades.

Al cierre el selectivo S&P 500 bajó el 3,24% y el mercado Nasdaq descendió el 3,44 por ciento.

Variaciones tan pronunciadas no se registraban en el mercado bursátil neoyorquino desde los últimos meses de 2008, poco después del derrumbe de Lehman Brothers y en medio de un creciente nerviosismo por la estabilidad del sistema financiero y la salud de las entidades bancarias estadounidenses.

“En este pico se notaba que las coberturas con opciones funcionaban más que bien. Lo que sucedió hoy quizás amerite un rebote, pero hay que posicionarse y esperar una tendencia bajista”, añadió Ariel Squeo.

“Había una sensación de confianza en el mercado que no era normal. Eso era lo peligroso y fue lo que explotó. Los fundamentos están más cerca de los números de 2007. Hay indicadores de que tenemos un mercado fuerte hacia abajo en el futuro”, acotó a desdelabolsaendirecto.

Los treinta componentes que se incluyen en el Dow se situaban en territorio negativo y los sectores financiero, de energía e industrial registraban los mayores descensos.

“Es un día en el que deberíamos dejar de hablar de Grecia. Lo que vimos es inseguridad sistémica y hay un divorcio entre los indicadores financieros y la economía real”, analizó el experto bursátil Claudio Zuchovicki, en declaraciones radiales.

“La caída del 9% se produjo en muy poco tiempo. Lo que trascendió es que hubo un error técnico, con la cotización de Procter & Gamble. Imaginate cómo impactó eso en un mercado como el nuestro, en el que todos los operadores están tomando decisiones mirando las pantallas del Dow”, agregó el operador Rubén Pasquali.

Los precios de los bonos del Tesoro norteamericano se disparaban el jueves, ante una frenética búsqueda de activos seguros tras un desplome de las a cciones por el temor a un contagio de la crisis griega.
 
El precio del bono a 30 años llegó a subir más de 5 puntos, rindiendo un 4,20% frente al 4,39% del miércoles.

El dólar se fortalecía ante el euro y por esa divisa europea se pagaban en esta ocasión 1,2705 dólares, comparado con 1,2821 dólares el día anterior.

La moneda estadounidense aceleró esta semana su avance ante el euro al reavivarse la inquietud en los últimos días en torno a la situación financiera, económica y social en Grecia y los posibles efectos que eso puede tener en otros países de la eurozona.

El debilitamiento del euro coincidía este jueves también con la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés en la eurozona en el 1%, al tiempo que el presidente de esa entidad, Jean-Claude Trichet, aseguraba que «España y Portugal no son Grecia», en un intento de calmar a los mercados frente a la inquietud por un posible contagio de la crisis griega.

Los inversores conocieron también que la productividad de los trabajadores en EEUU aumentó a un ritmo anual del 3,6% en el primer trimestre del año, comparado con el avance del 6,3% en el trimestre anterior.

Además, que las peticiones nuevas de subsidios por desempleo se situaron la pasada semana en una cifra anual de 444.000 solicitudes, 7.000 menos que la semana anterior.

Datos desfavorables de ventas, en abril, de algunas de las principales cadenas minoristas estadounidenses influían también en la tendencia bajista en Wall Street.

Comenta la noticia


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital