Editorial Ambiental

Publicado por on Abr 21st, 2010 y archivado en Columnistas. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

Por Moira Arévalo Bustos.

Me tomo este paréntesis… Sé que no debería;  pero antes que nada, quiero se honesta con ustedes y conmigo misma…El veredicto de la Corte de La Haya amerita este paréntesis.

Que Montevideo violó el Tratado del río Uruguay por autorizar la construcción de las pasteras sin acordar previamente con la Argentina, que esa violación fue a una «obligación protocolar», que no hubo incumplimiento de «obligaciones de fondo». Que Buenos Aires no pudo demostrar que la planta de Botnia contamine. Que la Corte Internacional de Justicia no es el ámbito de aplicación de las demandas que formuló Buenos Aires contra Uruguay por la presunta contaminación sonora y visual, los «malos olores» y el impacto de la papelera sobre el turismo. Que no hay motivos para ordenar el cese del funcionamiento de la planta que Botnia tiene en la localidad uruguaya de Fray Bentos.

Que el gobierno en el 2006 en un claro acto de demagogia ante un colmado corsódromo de Gualeguaychú dijo que el tema de las pasteras era una “causa nacional”. Hoy con el fallo en contra, el gobierno se alegra porque «lo más importante es que a futuro nada se podrá hacer sin consulta».

Que todas estas palabras no impedirán que el daño llegue, que la contaminación sea un hecho, que los habitantes de Gualeguaychú tengan que convivir con los riesgos físicos que implican las emisiones tóxicas de la pastera. Que este fallo ha hipotecado la salud de los vecinos de la zona y ha condenado al medio ambiente a tener que tolerar, una vez, más el progreso humano.

Que la bronca, las lágrimas y la desazón que hoy inundaron a los asambleístas de Gualeguaychú se convirtieron en más ganas de seguir luchando porque saben que lo que está en juego es el aire del suelo que habitan y ése es el legado que quieren dejar a sus hijos. No es una cuestión de Estado, ni de Derecho Internacional, ni capricho, ni xenofobia… se trata de dignidad, de honrar la vida.

No los dejemos solos, apoyemos esta causa que nos involucra a todos los argentinos y que cuando tengamos reveses como este fallo absurdo, o cuando todo parezca nada recordemos que “la única lucha que se pierde es la que se abandona”.

1 Respuesta en la noticia “Editorial Ambiental”

  1. Laura dice:

    MOIRA!! Esperaba un comentario así!! Sabía uqe no te ibas a quedar callada. Gracias por esto y obvio que me sumo!!!

Comenta la noticia

Publicidad

Últimos comentarios


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital