Tobares y Pérez, fuera del Gobierno

Publicado por on Mar 10th, 2010 y archivado en EL PAIS Y EL MUNDO, Neuquén Capital. Sigue las actualizaciones de esta noticia mediante RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta a esta noticia.

Mantenían una fuerte disputa. Sapag les aceptó la renuncia y dijo que esta medida permitirá un mejor funcionamiento del gabinete. Bertoya y Reina asumirán transitoriamente los cargos vacantes.

 

El tema se comenzó a definir el lunes por la tarde cuando todos los ministros y secretarios de Estado habían puesto sus cargos a disposición.
 
Neuquén > Los ministros de Gobierno, Trabajo, Justicia y Derechos Humanos, Jorge Tobares, y de Desarrollo Social, César Pérez, presentaron la renuncia a sus cargos, dimisión que fue aceptada ayer por el gobernador de la provincia Jorge Sapag. De esta forma, se puso fin a un conflicto que los dos funcionarios desataron al ventilar, de manera pública, las fuertes diferencias que mantenían y que hacían insostenible la permanencia de ambos en el Gobierno.
El tema se comenzó a definir el lunes por la tarde cuando, en una reunión de gabinete, todos los ministros y secretarios de Estado de la provincia pusieron a disposición de Sapag la renuncia a sus cargos para que se reorganice la estructura ministerial.
La intención del gobernador era mantener reserva de esta determinación de sus colaboradores hasta que él tomara una decisión al respecto. Sin embargo, la información se filtró y ayer por la mañana los medios de comunicación regionales ya daban cuenta del episodio, lo que obligó al mandatario neuquino a convocar a una conferencia de prensa en horas del mediodía –que se realizó al término de un acto en el que se entregaron vehículos a la Policía provincial (ver aparte)- y anunciar el alejamiento de Pérez y Tobares del Ejecutivo.
En reemplazo de los funcionarios salientes asumirán, de manera transitoria, los actuales ministros de Coordinación, Zulma Reina (en el Ministerio de Gobierno), y de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya (en Desarrollo Social).
“Ayer (por el lunes) hubo una reunión de gabinete donde los ministros y secretarios de Estado conversaron en buenos términos, y como un gesto los diez se acercaron hasta mi oficina y me explicitaron su voluntad de dejar a mi disposición las renuncias a sus cargos para que yo proceda a reorganizar el equipo de gabinete”, explicó Sapag.
El mandatario precisó que les agradeció la actitud de “desprendimiento”, les reconoció el trabajo realizado en estos dos años de gestión y les pidió que no se hiciera público el tema. “Yo no hablé, alguno lo hizo y esto precipita la expectativa ciudadana y de la sociedad”, dijo, e indicó que esa fue la razón por la que decidió definir la situación de los ministros.
 
Desgaste

“Yo pienso que para trabajar en equipo es necesario que en el desempeño todos se entiendan bien y si hay desentendimientos por allí no se sienten cómodos. Tobares manifestó que no se sentía cómodo por la situación que se hizo pública y otros ministros me habían dicho lo mismo”, señaló Sapag, y agregó que ante “los disensos y los desentendimientos, si toman estado público, el que sufre el desgaste es el gobernador, la vice y el Gobierno en su conjunto”.
Explicó que “agradeciendo los servicios prestados y la tarea inmensa que han tenido que desarrollar, el paso al costado es importante para permitirle al gabinete funcionar sin desavenencias, sin disputas, sin enfrentamientos ni discusiones estériles”. E indicó: “Para Pérez y Tobares vaya mi reconocimiento a su lealtad, responsabilidad, ya que han dedicado muchas horas de trabajo, han sido años de muchas presiones, mucho problemas pero creo que le va a hacer bien al gabinete funcionar en equipo”. Dijo que esta nueva situación no iba en “desmedro del prestigio de cada uno, pero graficó que “es como en un equipo de fútbol, en este caso los jugadores son muy buenos pero el equipo requiere en este momento un cambio”.
A su vez, llevó tranquilidad para “toda la gente” que trabaja en los ministerios que hasta ayer conducían los funcionarios salientes y que la medida era “un simple recambio que hace al funcionamiento del Gobierno”.
Consultado acerca de si existe la posibilidad de que se produzcan más remociones, Sapag ratificó al resto de los ocho ministros y secretarios de Estado y manifestó que la situación de los subsecretarios “es un tema que no está en análisis y que será responsabilidad de los ministros entrantes”.
 
Carta de Tobares

Ayer trascendieron algunos fragmentos de la carta de renuncia que Tobares le presentó a Sapag. El ahora ex ministro señaló, entre otras cosas, que respetaba las decisiones del Gobierno pero que “muchas de ellas” no las podía acompañar y que la “provincia de Neuquén espera seriedad y no contradicciones”. Dijo que los gremios estatales “esperan dialogar”, que es tiempo de “construcción y no de declamaciones” y que se siguen “sin discutir cuestiones de Estado que mejoren la vida de los neuquinos”.
Al referirse al conflicto puntual con César Pérez, calificó a éste último como una “vedette” y que el tema se convirtió en un “litigio” que se hizo público en los medios y que derivó en críticas hacia su persona.
Por su parte, Pérez se hizo presente en el acto realizado en la Jefatura de Policía. Llegó cuando el encuentro terminaba, se acercó a  saludar a Sapag y se retiró antes de que el gobernador iniciara la conferencia en la que anunciaría las bajas en su gabinete. Al ser consultado por los periodistas, evitó hacer declaraciones pero llegó a decir al paso que “estaba nominado”. No se equivocaba.

Un conflicto de vieja data

Neuquén > El mes pasado Pérez declaró a los medios de comunicación que Tobares interfería en las tareas de otros funcionarios, que nadie lo apoyaba dentro del Gobierno y que existía “una unión estratégica, con fines políticos” entre el ex ministro de Gobierno y el titular del sindicato UPCN, Osvaldo Lorito.
El enojo que Pérez hizo público se debió a que Tobares intervino en la negociación que éste mantenía con el sindicato estatal por un reclamo salarial dentro del Ministerio de Desarrollo Social.
Ante esta situación Sapag sólo manifestó su enojo y pidió que los funcionarios trabajen en equipo, aunque siempre se especuló que tarde o temprano llegaría una determinación drástica.
Los cortocircuitos entre ambos funcionarios ya tenían un antecedente. El más fuerte se remonta a octubre de 2008, con motivo del conflicto violento desatado por una toma en el barrio Confluencia. Allí Tobares también se interpuso en una negociación que se extendió por 14 horas y que era encabezada por Pérez,

Comenta la noticia

Publicidad

Últimos comentarios


Directora: Cynthia Chiappari | E-mail: prensapuradigital@gmail.com | Whatsapp: (0294) 154247182 / Redes Sociales: Facebook// Instagram// Linkedin// Twitter// #DESDE 2010, CON VOS. INFORMÁNDOTE.

Acceder / Diseño web por Prensa Pura Digital